Ten cuidado con las vacas hambrientas…