Cómo se ve en este dibujo, las vigas de mi tejado descansan en el medio del muro (así el peso cae en la parte más fuerte de la bala). Luego atornillamos los aleros Encima de las vigas, y rellenamos el hueco causado por la altura del alero con el aislante (lana natural de oveja)