Esta pared nos dio alguna quebrador de cabeza. ¡15 hiladas sin refuerzo! Al final tuvimos que poner un par de listones y un “mallazo” de caña para conseguir una pared recta. Pero funcionó.